Laiguana

Operación Valkyria, anecdotario de la película

Operación Valkyria, anecdotario de la película.

 

http://laiguana.blogspot.es/img/valkyria.jpeg 

 

Era 1944, concretamente el 20 de Julio. En plena selva negra se había perpetrado un atentado contra Adolf Hitler en Wolfschanze, que era el lugar donde un grupo de generales del alto mando nazi habían sido convocados para reunirse con el fürher. La resistencia alemana había conseguido introducir en el alto mando a Claus Von Stauffenberg general condecorado por su campaña en África junto a Rommel donde fue herido gravemente ya que perdió un ojo, un brazo y tres dedos de la mano sana. Stauffenberg, tullido como era y general condecorado, sería la mejor baza para intentar matar al tirano. Así que, de acuerdo a lo planeado, cogió un maletín que llevaba una bomba en su interior. Y en el mismo punto de encuentro la activaría para conseguir el magnicidio. Todo fue según lo planeado. Activó la bomba, salió en busca de un taxi y se alejó de allí. Ni siquiera pudo escuchar la deflagración. Alguien dio con el pie en el maletín y la explosión mató a uno de los taquígrafos en el acto. El taxi llevó al general Stauffenberg a la guarida de la resistencia en Benderstrasse. Allí, sin saber si Hitler había muerto o no, aguardarían noticias y éstas no se hicieron esperar. Una lacónica llamada les dijo: “Ha ocurrido una desgracia, Hitler vive” Acto seguido el fürher habló por la radio denunciándoles como los autores materiales de los hechos. Un grupo de exaltados afines al régimen nazi llegaron al punto de reunión y les ejecutaron. La intención era pedir disculpas a Occidente, paralizar la guerra e intentar detener la destrucción de Alemania. Las últimas palabras de Claus Von Stauffenberg fueron: “Viva nuestra sagrada Alemania”. Esta misión secreta de la resistencia anti-nazi en Alemania sería conocida como Operación Valkiria.

 

Esta historia ha sido plasmada en la gran pantalla en diversas ocasiones. Pero ninguna de ellas ha levantado tanta polémica como la protagonizada por Tom Cruise. “Valkyria”, que se estrenará al fin el día 13 de febrero, es la película en la que la estrella de Hollywood encarna al oficial alemán Claus Von Stauffenberg. La decisión de que el protagonista de la cinta fuese el señor Cruise, ha despertado todo tipo de suspicacias en Alemania. Ha tenido críticas del ministerio de cultura alemán, de la familia Stauffenberg y no sólo eso, sino que ha sido víctima de más de un sabotaje amén de problemas de toda índole.

 

United Artists, al anunciar la película mostraba el parecido entre Stauffenberg y Tom Cruise. Así daba a entender que el actor tenía que hacer el papel para el que estaba predestinado. De lo que no se percataron es que en el combo de imágenes tanto en soporte on-line como en medios impresos, ésta fue retocada. Aunque United Artists lo ha negado sistemáticamente. La imagen del alemán, según el portal Slate, fue modificada. Una vez consultado con tres diseñadores todos ellos aseguraron que el ángulo de la barbilla, la nariz, el ancho de la cabeza y la boca fueron modificadas para hacerlas coincidir con las del actor. Para salir de dudas, la revista ha superpuesto la imagen ofrecida por United Artists con la del oficial nazi. El resultado es que no coinciden. Pero, no contentos con eso, invirtieron la fotografía original para que ambos dieran el mismo perfil y demostrar la manipulación de los archivos. Lo que hace pensar en un plan para que el espectador alemán no sintiera desprecio por el actor americano.

 

El problema no es sólo físico, ya que la iglesia a la que Tom Cruise pertenece está considerada en Alemania una secta ilegal. Con lo que el propio ministerio de cultura alemán, se posicionó contrario a la interpretación del americano. Por otro lado el hijo de Stauffenberg ha dicho, y lo reitera cada vez que alguien le acerca un micrófono, que no le hace gracia que un confeso cienciólogo haga el papel de su padre. Y, aunque la película no ha contado con el apoyo de casi nadie, uno de los que sí lo hicieron es el veterano actor y residente en Hollywood Armin Mueller-Stahl quien denunció la cerrazón y mojigatería alemanas. Si bien, el gobierno alemán ha aportado al rodaje 4.8 millones de euros. No en vano la productora norteamericana aporta dinero fresco y reclamos mediáticos. No obstante, la productora ha recibido reiteradas negativas a la idea de rodar la película en las localizaciones reales. Todo ello se debe, en opinión del señor Bernd Neumann, ministro de cultura alemán, a que removerían las miserias del nazismo. Si bien,  luego rectificaron y dejaron rodar las imágenes.

 

Pero el principal ataque se centra en el hecho de que Cruise pertenezca activamente a la cienciología. De hecho, el prestigioso historiador alemán Guido Knopp y el pastor de la iglesia evangélica alemana Thomas Gandow, experto en la iglesia de la cienciología aseguran que Tom Cruise es el ministro de propaganda de dicha iglesia equiparándole, de este modo, al ministro nazi de propaganda, Joseph Goebbels. Ya que en un vídeo interno de dicha iglesia sacado a la luz ahora, Tom Cruise, tras ser galardonado con su “Orden de la libertad” dice: “Esta es nuestra era, una era que todos recordaremos” y pregunta: “¿Debemos limpiar el mundo?” a lo que los asistentes responden masiva y clamorosamente: “¡Sí!” lo que, según el señor Knopp, recuerda automáticamente a cualquier alemán que se interesa por la historia el discurso de Goebbels en el que preguntó a las masas: ¿Queréis la guerra total?” y obtuvo la misma respuesta de la audiencia. Por lo que, aseguran ambos eruditos, demuestra que Tom Cruise es el ministro de propaganda de la cienciología, no un simple miembro de dicha iglesia. Así como, añaden, no les extrañaría que con el rodaje de este filme esté buscando ganarse simpatías para su causa.

 

Entre las desgracias que ha sufrido la película hay que añadir la extraña destrucción de algunas escenas fundamentales del filme, probablemente producto de un sabotaje, según comentó el diario alemán Bild. Pero United Artists con la intención de quitar hierro al asunto dijeron en un comunicado que son cosas que ocurren. Las escenas destruidas son las rodadas en los escenarios reales donde se ejecutó al general Stauffenberg. Para subsanar este contratiempo se han tenido que volver a rodar estas escenas con el gasto económico y temporal que ello supone.

 

Pero como diría Murphy en su famosa ley, lo que puede ir mal irá peor. Así le sucede a la película “Valkyria” que ha sufrido las denuncias de once figurantes que resultaron heridos en el rodaje de la película, ya que consideran que la productora jugó con sus vidas. La abogada de los figurantes asegura que los responsables del set mostraron una total indiferencia hacia la integridad física y la vida de dichos figurantes, por lo que amenazó con una querella ante la justicia de Estados Unidos si sus defendidos no eran indemnizados rápidamente y sin burocracias.

 

Si lo pensamos detenidamente, la película ha sufrido, al menos, cuatro atrasos en su estreno. Todos ellos producidos por los extraños problemas acaecidos durante su rodaje. Muchos de los cuales, no sabemos si producto de casualidades o no, dejan entrever una operación de sabotaje. Aunque bien pensado, podría tratarse de una campaña publicitaria, porque ¿qué mejor publicidad que un año entero hablando de la película? Lo que nos hace pensar: Operación Valkyria ¿sabotaje o promoción?

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: