Laiguana

Manda huevos.

Manda huevos, que dijo el filósofo, que esta gente de los 40 celebren no sé qué aniversario haciendo un musical y un concierto. Con el daño que le han hecho a la música de este país. Es indignante que no permitan que oigas toda la gama musical existente en el panorama nacional, porque un grupo de productores se dediquen a pagar porque los cantantillos de moda se escuchen dos, tres o hasta quince veces en un día. El público, aborregado per sé, escuchará lo que le dan y, lo que es más cojonudo de todo ¡les gustará!

 

Manda huevos, que dijo el poeta, que esta gente de los 40 hagan el paripé como artífices de no sé qué lanzamientos musicales. Cuando su forma de concebir el arte de la música es a base de talonario. A veces, más por equivocación que por otra cosa, se les cuela un grupo como Amaral o como Pereza. Vetusta Morla es otra cosa. Porque éstos se han colado desde internet. Va a haber que utilizar la Red para promocionar la música.

 

Es indignante o, al menos, a mí me indigna, que no permitan escuchar a grupos como Loquillo, Los Suaves, Burning (salvo honrosas excepciones) y demás artistas realmente buenos que tenemos en nuestro país. Es humillante que tenga que volverse al "underground" de los primeros años del rock y el punk para que gente con una carrera de 30 o más años se tenga que promocionar, como es el caso de Los Rebeldes, quienes, para sacar su último disco, han tenido que pelearse hasta con el portero de la discográfica de turno. O eso, o te autoproduces el disco. Algo así como la autoedición de libros, porque la industria literaria española se ciega con los "grandes escritores" y no deja paso a otros para que salgan a la palestra, pero eso es otra historia.

Volvamos a lo que íbamos. Yo siempre he dicho una cosa y es que si a tí no te permiten más que ver cuadros de Durero, por ejemplo, te perderás la obra de Van Gogh, Velázquez o Goya. Pues eso, a mi modesto entender, es lo que está sucediendo con la música, te enchufan una y otra vez el Requesón, o la Salsa o a Bisbal o a Pitingo y no te dejan escuchar otras músicas que existen y, espero, seguirán existiendo. Inciso: ¿por qué narices llaman "latino" a la música de hispanoamérica o iberoamérica? ¿Acaso estuvo Julio César en aquéllas latitudes? Otra muestra más de la idioticia existente.

 

De modo que hay cantantes como Loquillo, Rosendo, Joaquín Sabina (este menos, porque está mejor visto por el "establishment" imperante) Burning, Los Suaves, etc, a los que no puedes escuchar debido a la obligatoriedad monetaria que imponen las grandes discográficas a las radio fórmulas.

 

Manda huevos, pues, que esta gente celebre no sé qué de la música y que ése no sé qué sea, según ellos, gracias a ellos. Como dice Loquillo en su último artículo: "Nos dijeron que el punk era el Anticristo, pues ojalá vuelva" Con toda la virulencia posible, añado yo, porque manda huevos.

 

Comentarios

Tienes razón Ovy, esta gente lo tiene más fácil. ¿Cuántas veces has escuchado a Siniestro Total, Loquillo, Rebeldes, Toreros Muertos, Burning... Estoy hablando de los buenos viejos grupos españoles. Esos que han sido denostados una y otra vez por los 40 (de lo que, seguro, se sentirán la mar de orgullosos al hacer su musical y celebrar sus premios) Los buenos nuevos grupos no hay quien los escuche porque, simplemente, como no hay productor que pague por ellos, no existen.

Añadir un Comentario: