Laiguana

Gracias, Túnez.

Gracias, Túnez.

http://laiguana.blogspot.es/img/tunez1.jpeg  

Dice un antiguo dicho que, cuando el sabio señala las estrellas, el necio mira el dedo. A nosotros nos han enseñado a mirar el dedo. Nos han enseñado aborregándonos desde el poder, con la fórmula romana “panis et circenses” utilizando cuántos medios están en su mano para tenernos abstraídos, distraídos y mirando al dedo. Y yo hago propia esta frase porque me asquea esta sociedad. Una sociedad cuyos temas de conversación se centran en lo que ha dicho Belén Esteban en tal programa, lo que se cuece además de la mencionada “reina del pueblo” como la proclaman desde dicho programa y su cadena de televisión; en lo que suceda en Operación Triunfo, del que emergerán varios contertulios, un representante de España en Eurovisión que no sabe cantar, y perderá de nuevo por politiqueo y del que únicamente diré que me parece una auténtica basura; de lo que sucede en el programa Fama, a bailar, o algo así; que ahí podemos ver una muestra de la sociedad que nos espera vivir con los valores, la cultura y la capacidad de socializar de nuestros jóvenes, esos que van con el móvil oyendo reggaeton y demás cositas en el metro y no te dejan leer tu libro; o el maravilloso mundo de Gran Hermano, en el que ya no se molestan en llevar a una muestra de la sociedad sino que intentan llevar lo más casposo para que luego les sirva a los programas de la princesa del pueblo y su cadena, como contertulios, entrevistadores y periodistas de relumbrón. Psst, psst ¡Que lo ha dicho Quico! Calla, entonces, que es palabra de Dios. Y tanto periodista en paro, es indignante. O mi bienamado fútbol, que comprendo, entiendo y sé que se ha convertido, si no lo era ya, en otra manera de tener aborregada a la gente para que no piensen en los problemas acuciantes de nuestra sociedad y que nuestros dirigentes no saben solventar. Lo dicho, a mirar el dedo.

 

http://laiguana.blogspot.es/img/tunez2.jpeg  

Yo, que estoy hasta las narices de mi trabajo; puesto que quiero ser escritor y no puedo vivir de ello. Se reirán muchos escritores si leen lo que he puesto ahí arriba; ja, vivir de ello, no sabes lo que dices, muchacho. Bueno, pues déjenme intentarlo. Un trabajo en una empresa que se va a pique, que nadie sabe qué va a ser de nosotros. En la que ya se han decidido a irse diez compañeros voluntariamente, por un Expediente de Regulación de Empleo parcial, se van treinta de cuarenta y seis que somos (de esos treinta, diez son los voluntarios de los que os he hablado antes) y que se ha acordado entre la representación de los trabajadores y el Consejo de Administración de la empresa matriz, puesto que somos una empresa filial de una Caja de ahorros. Y, para más inri, también trabaja mi mujer en la misma empresa. Con lo cual, como se suele decir, tenemos todos los huevos en la misma cesta. Pues estoy harto de este trabajo y no me puedo ir, porque quiero escribir y cuando escribo no cobro; con el agravante de que ahora rezo y rezo para que la empresa vaya bien, porque, pienso: “qué va a ser de mi hijo si tanto su madre como yo nos quedamos en paro” Me agobia solo pensarlo. Me veo que me está empezando a entrar ansiedad y stress, no puedo hacer nada porque no depende de mí y, en cambio, veo a mi alrededor como los jefazos nos dicen: “tranquilos, que ya veréis como todo se soluciona” Así que, espero y deseo, que vaya fenomenalmente bien todo. Pero bueno, si gana mi Madrid, la princesa del pueblo ha conseguido darle el pollo a Andreíta; en operación triunfo han echado a Richi con lo bueno que está ¡buaaa! En gran hermano están haciendo el amor en un jacuzzi, qué más da que me echen del curro y a mi mujer también. Y diría: "Andreíta, hija, anda dale pollo a mi hijo" Lo dicho, a mirar el dedo.

 

http://laiguana.blogspot.es/img/tunezpoliticos.jpeg  

Yo, que cuanto más veo en la televisión a nuestros políticos, más ganas me dan de mudarme a un oscuro país en el que pescar focas y comer sus grasientas carnes conviviendo con osos polares y pingüinos, si no lo hago es porque mi mujer es friolera y mi hijo no puede vivir tan sólo. No es cierto, no podría irme a otro país ¿Qué será de Andreíta? Lo que sí es verdad es que detesto la clase política en general. Verán, nunca me han gustado las mentiras ni los mentirosos. Siempre me han tildado de demasiado sincero. Nunca entendí lo de demasiado, o se es sincero o no se es, pero bueno. Yo que no aguanto que me digan que un árbol es un palo vertical con otros palos que salen de un tronco, que sale del suelo y llega a una determinada altura, en cuyos extremos hay hojas. Nunca he podido con eso. Que lo llamen árbol y nos vamos haciendo una idea. Yo, que no aguanto que, para hablar de ese árbol, uno hable de las hojas y otro del tronco; o de las raíces y de las ramas; de modo que nadie miente pero nadie habla en general del árbol. Y, es que, precisamente eso es la política, hablar del tronco obviando el concepto general, de modo que me callo lo que no me gusta que tiene ese todo general y hablo de, por ejemplo, las ramas. Pues yo quiero políticos que me hablen del árbol en general, que no se queden en lo que les interesa a ellos para obtener votos, que sean consecuentes con lo que dicen y hacen; que sean honrados, por supuesto, y que piensen en el bien común y expliquen el por qué de sus decisiones al pueblo en general, sin ramas ni subterfugios, sino hablando del árbol, recuerden. Porque, tal como yo lo veo, en este país, tenemos el peor y más incapaz gobierno de cuántos hemos tenido en nuestra breve historia democrática y también, coinciden fijaos qué suerte, la peor oposición de cuántas podían darse. Pero eso no importa. Sin embargo, el Madrid, el Barcelona, Mourinho, que ahora da mucho juego, Andreíta, el pollo. Eso sí importa... ¡mirad, mirad, un dedo!

 

http://laiguana.blogspot.es/img/tunezpatera.jpeg 

Yo, que nunca he tragado demasiado bien con el tema de la inmigración porque, y esto no me lo ha contado nadie, que lo he sufrido yo. Porque saca lo peor del que viene que, puesto que no hay nada aquí para él, está desesperado y hace lo que puede y lo peor del que está aquí y se aprovecha de él y de su necesidad. Tuve que dejar un puesto de trabajo porque empezaron a contratar a gente de fuera, desesperada que (como yo haría en su caso, no les echo la culpa a ellos, sino a gente sin escrúpulos que rebajan los salarios aprovechándose de la necesidad de los demás) trabajaba por cualquier salario, de modo que, mi sueldo se redujo a la mitad en seis meses. Evidentemente por trescientos sesenta euros no trabajaba ocho horas al día, con quince días de vacaciones que tenías que tomarte obligatoriamente al año, ya que el resto te lo prorrateaban en la paga. Esto pasaba en una gestoría, claro, las gestorías trapichean todo lo que pueden para abaratar sus costes y se les permite. Que investiguen las gestorías que se han hecho de oro sin que nadie sepa muy bien por qué.

 

http://laiguana.blogspot.es/img/tunezjamon.jpeg 

Pues bien, con los extranjeros en general no tengo problemas, pero con los que no puedo es con los árabes. No me fío de ellos, no creo que sean de fiar. Siempre dije que no van de frente, que no se van a enfrentar a ti, sino que se van a esperar a que te des la vuelta y ahí te atacarán. Porque son cobardes. Hay mucha gente que me dice que los árabes fueron el crisol de la cultura, fueron el faro que iluminó el mundo, cuando éste estaba a oscuras. Fue la punta de lanza de la sabiduría universal. Fueron capaces de tener luces en las calles de la Córdoba califal, por ejemplo. Pero nunca he podido fiarme de ellos, les veo un no sé qué en la mirada que parece que están escrutando más que mirando y buscando no sé qué. Además, debido a su religión se han quedado estancados en el siglo dieciséis. Ese argumento también lo he esgrimido en muchas ocasiones. Cuando, por ejemplo, se indicó que el cerdo era un animal impuro, el Islam que era una religión pegada a las costumbres de su pueblo, no podía permitir que hubiera tantísimas muertes por triquinosis, fue tal lo que desencadenó que fuese prohibido el cerdo. Cosa que desde Guijuelo y Jabugo les agradecemos y nuestros paladares más. Pero, es cierto que era una religión bastante acorde a las necesidades de su pueblo y su gente. En cambio, ahora, todo eso se ha quedado estancado; lo que valía para el siglo XIII no puede valer para ahora. Deberían dar un giro a todo ello y hacer la religión más acorde con los tiempos que corren.

 

http://laiguana.blogspot.es/img/tunez5.jpeg  

Pues bien, yo que tenía tanta antipatía por lo árabe, en el sentido que los quería lo más lejos de mí posible, resulta que me dan una lección. A mí y a todos nosotros. Verán, hace poco más de un mes un chico se inmolaba en las calles de Túnez ante los horrores vividos por su país bajo el mando de un dictador. La cosa parecía que iba a quedar en uno de esos fanáticos ardiendo por las calles, pero no fue así. Resulta que dicho fanático era Mohammed Bouazizi un tipo estudiado y culto, no un fanático estúpido. Así que, eso me hizo intentar ahondar en la biografía del chico y, viéndola resulta que era un tipo que, probablemente, valiera la pena haber conocido. Un tipo harto de la barbarie que se vivía en su país. No quiero que nadie se inmole, ni entiendo semejante protesta, hubiera entendido más bien una queja, una huelga, una revuelta, pero nunca entenderé una muerte por ninguna causa. No creo que haya causa que justifique una muerte. Pero lo que es cierto es que se ha convertido en el mártir cuyo fallecimiento supuso el aldabonazo definitivo a la revuelta en Túnez. Ese cuerpo en llamas, enardeció a un país e inflamó los corazones de familias de bien que estaban hartas del gobierno autoritario de Ben Alí. Tan es así, que el pueblo obligó a que sus gobernantes emigraran al país amigo de Arabia Saudí, eso sí, se llevaban bajo el brazo tonelada y media de oro, no vaya a ser que me la quiten estos desagradecidos a los que he gobernado tan bien durante veintitrés años y pico. Me da igual cómo estuviera el país antes y después de la llegada del dictador, el caso es que era un dictador y, como tal, a mi modo de ver, sobra. Así que, ese hecho tan importante que ha ocurrido tan cerca de nuestro país, me demuestra que aún hay gente con principios, buscando que sus semejantes vivan mejor llegando al nada ejemplificante extremo de inmolarse. Pues bien, esos de los que no me puedo fiar, nos han dado una lección de democracia. Esos del turbante anclados en el pasado, nos han dado una lección de humanidad. Puesto que democracia significa literalmente, el poder del pueblo, ha sido dicho poder del pueblo quien ha derrocado a un dictador que llevaba desde el año 1987 gobernando Túnez. Pues esta gente inculta, atrasada, fanática, nos ha demostrado lo que es en realidad la democracia y la solidaridad. Aquí que la gente ve que te están atracando y se cruza de calle para que a ellos no les pase nada. Porque va pensando en Andreíta, el pollo y escuchando requesón en el móvil de penúltima generación que le han comprado sus padres, así cómo va a poder ayudar a un tipo al que están atracando. Anda y que le den. Pues por mucho fútbol, operación triunfo, gran hermano, sálvame, sálvame de luxe, sálvame güay, sálvame de noche, sálvame de día y sálvame de tarde con el extra: “La princesa del pueblo se quita un padrastro con los dientes y le da el pollo a su hija” aún hay gente, eso sí lejos de aquí, que ve en todo ello algo secundario y que se atreve a mirar a las estrellas, dejando a un lado el dedo del que señala. Por todo ello, por esta gran lección que nos habéis dado, gracias Túnez.

http://laiguana.blogspot.es/img/tunez4.gif 

Comentarios

Muy bueno tu blog. Me choque con el en este mundo virutal. Tu escritura es interesante, adelante. Te lo dice un lector de blogs. Sin duda solo "nos enseñan" a ver el dedo y lo mas comico algunos lo saben y les gusta hacerlo. Por suerte existen aun personas como tu que con estos escritos podemos identificarnos. Un saludos desde japon. A.kunizawa

¡Vaya! Me ha sorprendido y agradado mucho tu comentario Andrés. Seguiré, te lo aseguro, e intentaré estar a la altura de los que me léeis que sois muchos (espero que cada vez más) y muy buenos. Gracias. Emilio (Laiguana)

Añadir un Comentario: