Laiguana

A mi me da igual

A mi me da igual.

 

http://laiguana.blogspot.es/img/veroircallar.jpg 

 

De un tiempo a esta parte estoy notando ciertas redondeces en mi cuerpo. De hecho, mi cara, otrora alargada, deviene en una redondez que sería preocupante si el físico fuera algo que me importase. Tan es así que, ahora (porque siempre hago las cosas tarde) que me subo del trastero la ropa del invierno pasado, veo que hay ciertas prendas que no me entran ni en un pie. Si junto mis pies y miro hacia abajo la tripa no me deja ver la punta de mis pies. Mis partes pudendas hace tiempo que no las veo, pero es normal puesto que nunca fui un superdotado.

 

http://laiguana.blogspot.es/img/tunezjamon.jpeg 

 

La verdad es que tengo un apetito pantagruélico. Me siento a comer y puede ser que me pase como a los peces. Es decir, que muera reventado por dentro porque no soy capaz de parar de comer. Nunca me siento lleno. Es mejor comprarte un traje que invitarte a comer, dicen con cierto retintín algunas de mis amistades. Pero bueno, si hace calor, tomamos unas cervecitas con las correspondientes tapitas. ¿A quién, en su sano juicio, no le gustan unas cervezas con sus respectivas tapas? Me dicen también que si soy bulímico. Vamos, ni de coña, no puedo vomitar. ¿Cómo, si me gusta tanto comer, voy a ser capaz de vomitar la comida? Así que no, no soy ni anoréxico, ni bulímico, ni buliréxico, ni nada de nada. Simplemente, me gusta comer, así de claro.

 

http://laiguana.blogspot.es/img/Cervezas.jpg 

 

Así que lo que ahora me toca es ponerme ropa ancha y cómoda. Nunca fui un “fashion victim” ni mucho menos, he ido siempre a mi bola. Y al contrario del resto del mundo. Que estaba de moda ir con pantalón ancho, yo iba con pantalón pitillo; que la moda era al revés, pues yo con pantalón ancho, y así siempre. Ahora que estoy en paro, no dejo de ir en zapatillas de deporte y vaqueros. Es para lo único que uso las zapatillas de deporte, porque, de momento, me gusto. Así que no voy a esclavizarme a pastillas para vomitar o para redigerir mis grasas o cualquier otra imbecilidad por el estilo.

 

http://laiguana.blogspot.es/img/boicot6.jpeg  

 

Como no me van a contratar para gritar en la televisión, no tengo que vivir de mi imagen. De hecho, la televisión no es mi religión. No estoy todo el día enganchado a programa tras programa, lo único que veo es deporte y algún documental de la dos en el que el protagonista sea un escritor o algún personaje de cuya vida me apetezca saber o me parezca interesante. Además, tampoco soy el ejemplo a seguir porque, en estos tiempos que corren, soy heterosexual convencido. No soy homófobo. Solo me gustan las mujeres. Y, de entre todas las mujeres, la chica con quien me casé. Ya sé que tampoco es estar a la moda, pero estoy enamorado de mi mujer, qué le voy a hacer.

 

http://laiguana.blogspot.es/img/boicotulti.jpeg

 

Así que, recapitulemos, estoy engordando a marchas forzadas, pero soy feliz porque como lo que quiero y como quiero y, hasta que mi mujer no me diga que no le gusto, seguiré igual, siendo feliz con mi apetito y mi ropa cómoda. Tampoco voy a salir en la televisión así que no vivo de mi imagen; ni voy a la moda sino cómodo; no tengo una sonrisa cegadora, más bien, tengo una risilla sarcástica que suele tocar la moral a quien sea el blanco de mi risa. No soy tampoco el ejemplo a seguir porque soy heterosexual y, además, para terminar de tocar las pelotas al personal, estoy enamorado de mi mujer. Y, si no os gusta, a mi me da igual.

 

http://laiguana.blogspot.es/img/boicot1.gif 

Comentarios

Y usted que lo disfrute!!!!!!! Evocadoras imagenes...la de la cerveza y el jamón...son lo máximo.

Añadir un Comentario: