Laiguana

Eufemismo

Eufemismos


Mimatrimonio ha entrado en una profunda desaceleración… Sí, no os riáis, que esasí. A ver, os cuento: Hace unos meses se me ocurrió decirle a mi mujer:“Cariño, te voy a hacer un eufemismo de crisis” y me respondió: “¿Y cómo eseso, cari?” y le dije: “Tú te desnudas y yo tapo agujeros…” en qué hora, Diosmío, en qué hora.

Llevábamosuna plácida vida de casados. Concretamente diez años, ni uno más ni uno menos.Y todo nos iba de perlas. Mi mujer tenía los dientes como perlas… ¿blancos? No,escasos. Mi vida sexual era como las perlas… Escasa…  Mi sueldo… ay, qué mier… perla, qué perla desueldo… y qué perla de trabajo… Tan perla, tan perla, que, de hecho, me quedéen paro. Así que, al quedarme en paro, los problemas fueron creciendo más y más.

Estábamoshaciendo el amor mi mujer y yo, como os he dicho antes, y claro, con laprofunda recesión que había entrado en nuestros hogares, como para tener másniños… Pero no encontrábamos los preservativos. Y me dije: ya está, haces unadesaceleración abrupta, como dice el gobierno, cuando estés llegando al cúlmendel placer y así la semillita no llega al tiestecito… ¿Qué pasa? Fui a uncolegio privado y me explicaron así las cosas… Tiestecito… Semillita… en fin…

Demodo que eso hice… Pero mi desaceleración no fue tan abrupta y mi mujer quedóencinta… Ya sé que ahora se lleva más el cd y el ipad, pero soy un antiguo… Demodo que como mi mujer tuvo ese pequeño problema importado, como decíannuestros amigos del gobierno, no volvió a dirigirme la palabra, me echaba a míla culpa… Ya véis, cómo si yo… O sea, vamos a ver, que yo sí... Pero no… fue lapuñetera desaceleración. Yo estaba haciendo las cosas perfectamente y llegó ladesaceleración y lo fastidió todo…

Todoesto tuvo lugar a inicios de primavera, por lo que mi mujer no pudo hacer ladieta que para esas fechas tiene reservada todos los años. Estábamos en plenoperíodo de ajuste, tanto el país como ella, y la pobrecilla no podía seguir suoperación bikini. Lo que nos llevaría, indefectiblemente, a un período erráticoy de turbulencias. Exactamente lo mismo que le estaba pasando a nuestro país.Así que le pedimos recomendación a mi primo Mariano, que se había puesto unpiercing en la lengua y estaba la cosa como para entenderle, pero nos dijo: “Id a ved a bi abiga Adgeda que edda ozadiudará” Y nos dio una tarjeta. Sólo sabíamos de la tal Angela que nos ibaa ayudar a salvar nuestro matrimonio…

Yfuimos a ver a la psicóloga. Yo me quedé mirándole las… A ver, de una talla 120no bajaba, se notaba que era teutona… pero de las de verdad. Del centro, nadade las afueras. Así que, yo bizco y mi mujer airada, estuvimos hablando conAngela un buen rato. Nos dijo que teníamos que recuperar la confianza el uno enel otro. Que nos tendríamos que aumentar el crédito que teníamos y que habíaque demostrar más amor, porque esta crisis, la nuestra, era de valores.Igualito que España. Le pasa lo mismo porque el, ahora presidente, nos decía lomismo, es decir, que había que tener confianza y generarla. Y me dije, si nosotrossomos como España, vamos bien, no hay problema. Pero yo no dije nada de brotesverdes, que os veo venir… Ni de que España va bien, jodíos…

Porlo que mi mujer ha decidido darme una inyección de liquidez devolviéndome lastarjetas de El corte inglés, la 4B, la Mastercard y que me vaya con mis amigosa tomar unas cervezas, que es como se solucionan los problemas de pareja. Y enesas estamos. Hoy hemos quedado con unos amigos para echar unas manitas depóquer. Siempre se nos dio bien el juego así que, al menos sacaremos para unacena romántica, imagino… Coño, se nos dan bien los juegos… Como a España… queva a ganar la Eurocopa y ya da lo mismo que haya crisis o desaceleración o quenos inyecten liquidez. Además, Nadal ganó Roland Garrós y va a llevar la banderaespañola en las olimpiadas de Londres ¿qué más podemos pedir? Mientras no nosquiten la siesta, me da igual que la prima de riesgo esté en 450 que en 550, laverdad, y todo porque yo soy español, español, español…


Comentarios

bn me sirvió de mucho en verdad

Añadir un Comentario: