Laiguana

Cómo estar a la última en 15 días

Cómo estar a la última en 15 días

Artículo publicado en www.diariofenix.com, para ver el enlace, pinchar aquí

Para estar a la moda no aguante la puerta del portal. Tampoco la sujete para que pase delante una mujer o un anciano. Ni ceda el asiento en el tren a personas mayores o a una mujer que esté de pie. Ni a embarazadas, ni, obviamente, a embarazadísimas tampoco. No sea débil.

Cuando vea a un vecino por la calle, no esbozará sonrisa alguna ni le saludará. Si llueve y usted lleva paraguas. La moda es evitar, incluso a varillazo limpio, que otro alcance un sitio donde cobijarse, sea cornisa o portal. Su objetivo es que se empape. Si además el otro no lleva paraguas será más divertido aún. Tampoco vaya a utilizar un cuchillo y un tenedor correctamente. Tiene que parecer un asesino de película de serie B cuya víctima es un solomillo al cabrales. No se le ocurra entrar en una tienda y decir “por favor” al pedir algo o “Adiós, buenos días” al despedirse. Ni saludar al tendero. Solo faltaría.

Recuerde que, debe desviar la mirada cuando se cruza con alguien conocido, aunque sea de su familia, y gruñir a modo de saludo. Deberá, al entrar en cualquier transporte público, ir corriendo y sentarse raudo. Queden o no ancianos, chicas, señoras o mujeres embarazadísimas de pie. No desvíe la atención de su objetivo. Es su mantra desde hoy: “el objetivo es estar a la moda” Repítalo, sin desmayo, una y otra vez.

No olvide que debe colarse en cualquier lugar y después largarse lo más altivo y desafiante posible. Soltará la puerta del portal cuando vea llegar algún vecino cargado como una mula. Tendrá que colarse en el ascensor. Para lo cual es mejor mientras alguien lo sujeta. Usted dé a su piso y deje con un palmo de narices al vecino de turno.

Grábese en la memoria que tiene que comer como un oso pardo. Porque, si está en un restaurante e intenta comer correctamente, habrá quien le señalará. Dirá alguna gracia al comensal de al lado y se reirá de usted. Probablemente le caerá comida de la boca. Le parecerá una guarrería al principio, pero él está de moda y usted no. Hágalo cuando vaya por ahí a cenar. Repítalo hasta que lo automatice.

El paroxismo llega desde su vehículo. Olvide las normas. Se colará siempre al aparcar y meterá el morro al de delante pitando y dando las largas. Seguramente le gritarán, insultarán y gesticularán. Hágalo, sin miedo, usted también.

Irá con el móvil en la mano. La música a todo trapo y sin auriculares. Así, además de ir a la moda, molestará. Pero debe aprender “net-etiqueta” para usar redes sociales. Así el resto de usuarios no dejarán de seguirle ni asaltarán su “time line” poniéndole a caer de un mega. Ah, y olvide cuánto haya estudiado en bachillerato porque, para estar de moda, ha de ser un completo ignorante. Compruébelo viendo concursos de televisión.

Si sigue estos consejos estará a la última en quince días. Si no, seguirá siendo un ciudadano anticuado, apolillado y obsoleto. Le rechazarán y quedará apartado y seguirá sin tener vida social. Quien avisa no es traidor.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: