Operación Valkyria

Escrito por laiguana 25-10-2009 en General. Comentarios (2)

Operación Valkyria.

 

http://laiguana.blogspot.es/img/stauffenberg.jpeg 

 

El proyecto de derrocar a Hitler se empezó a gestar en 1.938, entre algunos altos oficiales contrarios al régimen nazi y a una gran guerra europea. Carl Goerdeler, el derechista conservador ex alcalde de Leipzig formó una red secreta de opositores al régimen junto con otro político de la misma corriente, Johannes Popitz. A los que, posteriormente, se uniría el socialista Julius Leber en sus planes para derrocar a Adolf Hitler y en la creación de un nuevo gobierno alemán. Simultáneamente a éste, se formaba otro grupo secreto opositor, “el círculo Kreisau”, dirigido por Helmuth James Graf von Moltke, alto funcionario del ministerio alemán de asuntos exteriores.

 

En 1.943 se unieron todos estos grupos a los conspiradores preexistentes y, aunque mostraban grandes diferencias, puesto que entre sus miembros había, entre otros, monárquicos, liberales, socialistas, antiguos aristócratas, les unía la idea de derrocar el nazismo. Se trazaron algunos planes para la creación de un gobierno que, necesariamente, debería establecerse tras el asesinato de Hitler. De modo que el general Dudwick Beck quedaría como “Presidente del Reich”, Goerdeler sería nombrado Canciller, a Julius Leber se le confiaría el Ministerio de Interior y el Mariscal de Campo Erwin von Witzleben sería Comandante en Jefe de la Wehrmacht. Su idea era acabar con el nazismo y terminar la guerra mediante una paz negociada, de este modo, el Ministerio de Asuntos Exteriores quedaría a cargo de Friedrich Graf von der Schulenburg, último embajador del Tercer Reich en Moscú, caso de negociar primero con la Unión Soviética, y, en caso de negociar primero con Estados Unidos o con Gran Bretaña, el ministro sería Ulrich von Hasell.

 

Desde inicios de 1.943 la Gestapo investigaba una conspiración contra el Fürher, lo cual no era tarea difícil ya que la gran mayoría de los implicados eran altos cargos bastante conocidos. El Almirante Willhem Canaris, jefe de la Abwehr, Servicio de Inteligencia y Espionaje del Tercer Reich, también conocía la existencia de la conspiración pero no la detuvo, porque él mismo apoyaba la idea de derrocar a Hitler. A partir de Septiembre de 1.943 Claus von Stauffenberg organizaría varios atentados contra Hitler fallando todos, como sucedió por ejemplo, con el de Axel von dem Bussche en Noviembre de 1.943.

 

La posibilidad de ser descubiertos por la Gestapo y la victoria aliada en la Batalla de Normandía causó preocupación en los conspiradores pensando que les quedaba escaso tiempo para ejecutar sus proyectos antes de un total colapso del Tercer Reich que destruiría Alemania y a ellos mismos. La preocupación básica de los conspiradores era evitar la ruina de su país. El 1 de Julio de 1.944 el coronel Claus von Stauffenberg quedó agregado al Cuartel General del Ejército de Reserva en Berlín, como jefe de Estado Mayor del general Friedrich Fromm, lo cual le permitía acudir a las conferencias militares de Adolf Hitler, fuesen en Berlín, Prusia oriental o en Berchtesgaden. Dicho nombramiento hizo que el propio general presionase a los conspiradores para ser el ejecutor del plan, ya que Stauffenberg era el mejor posicionado para asesinar a Hitler.

 

Ya a inicios de 1.944 el coronel Stauffenberg había acudido a dos conferencias militares con una bomba oculta en su maletín. Pero no la hizo estallar porque las órdenes recibidas hacían necesario que, junto a Hitler, muriesen Hermann Goering y Heinrich Himmler, sus más que probables sucesores. Lo que dificultaba aún más el plan, puesto que Himmler, como jefe máximo de las SS, recibía órdenes directas del Fürher y no acudía a las conferencias militares de la Wehrmacht. El 15 de Julio la cúpula conspiradora ordenó a Stauffenberg que llevase a cabo el plan cuanto antes.

 

El 15 de Julio de 1.944 se produjo un error de comunicación que causó el inicio de la Operación Valkiria creyendo que Hitler había sido asesinado, aunque se pudo detener la operación, la versión oficial alegaba que había sido una práctica. El 18 de Julio Stauffenberg supo que la Gestapo podía arrestarle en cualquier momento y se decidió acabar con Hitler en la primera ocasión, para ello salió de Berlín la mañana del 20 de Julio hacia Rastenburg, localidad de Prusia Oriental. Tan sólo a 15 kilómetros al este se encontraba el cuartel general de Hitler, llamado Wolfschanze, y se dirigió con la bomba en su maletín.

 

La conferencia militar empezó en una amplia sala a la que asistieron el Mariscal de Campo Wilhelm Keitel, los generales Alfred Jodl, Walter Warlimont y otros altos oficiales entre los que se encontraba Stauffenberg, todos ellos bordeando una enorme mesa con mapas; minutos después de iniciar la reunión el general activó la bomba en su maletín y pidió permiso para retirarse unos minutos fuera del recinto, dejándolo junto a la larga mesa. La bomba explotó destruyendo la sala de conferencias, matando a cuatro oficiales e hiriendo gravemente a otros cinco, pero dejando a Hitler, Jodl y Keitel heridos leves. Cuando se oyó la explosión, Stauffenberg retornó a Berlín, creyendo que Hitler había muerto.

 

Antes de las 15:00 horas, el general Fromm recibe una llamada desde Rastenburg que le dice que Hitler ha sobrevivido al atentado; por su parte, minutos después, es Stauffenberg quien llama y asegura que Hitler ha muerto, ante lo que se da la orden de comenzar la “Operación Valkiria”. Poco después, Fromm llamaría al cuartel de Rastenburg y conversará con el general Keitel, herido en la reunión, quien le aseguraría que Hitler continuaba con vida y le preguntará por el paradero de Stauffenberg. Que se presentará en el Bendlerblock a las 16:40 horas y al que el general Fromm intentará arrestar para borrar toda huella de su participación en el complot. Pero, al no ser secundado por los demás rebeldes, fracasará en su intento. Por otro lado, Himmler, decidirá sofocar el golpe de estado con las SS y ordenará a todas las tropas de Alemania que no secunden la “Operación Valkiria”. A las 19:00 horas, Hitler llamó a Goebbels porque su cuartel estaba rodeado de tropas afines a los conspiradores y este consiguió que hablara con el Mayor que mandaba a los rebeldes, con lo que reprimió la revuelta. El Mayor que retiró sus tropas del cuartel de Goebbels fue ascendido a coronel esa misma noche. Alrededor de las 20:00 horas la toma del poder en París fue abortada, cuando el general al mando fue arrestado por Günter von Kluge al enterarse que Hitler había sobrevivido. Los miembros menos convencidos de la rebelión irán cambiando de bando y esto provocará que estalle la lucha dentro del Bendlerblock entre los leales a Hitler y los que apoyan el golpe. Producto de este enfrentamiento Stauffenberg resultará herido. El general Beck, al comprender que no hay esperanza alguna, se suicida. A las 23:00 horas, Fromm retoma el control y arresta a Stauffenberg condenándole a muerte. A las 0:10 del 21 de Julio, el general es fusilado en el patio trasero del cuartel general. Éste, al morir, grita “viva nuestra sagrada Alemania”. Minutos después entró un batallón de las SS y detiene las ejecuciones. Fromm prefiere no enfrentarse a las SS y, al día siguiente, se dirige a ver a Goebbels a su cuartel, atribuyéndose el mérito de haberse enfrentado a los rebeldes. Allí mismo es arrestado y en marzo de 1.945, tras descubrirse su participación en la revuelta, por culpa de unos documentos hallados en su caja fuerte personal, muere fusilado.